Entrando a lo desconocido

Llegó el momento que tanto esperaba. Después de tantos altibajos estoy en la Escuela de Ingeniería Civil. Es emocionante, no puedo negarlo.

Hasta los momentos no ha comenzado de lleno el semestre porque, como lo predije en mi anterior post, se formó el desastre.  Efectivamente llegó el pensum nuevo y a mucha gente le cayó de sorpresa. La gente protestó y ahora el pensum va a entrar en vigencia después del CEAN 2012 pero eso no logró detener la avalancha de problemas que han surgido en este inicio de semestre.

Gente que inscribió X cantidad de materias y le asignaron solamente Y, horarios desgraciados que no tienen que ver con los que uno inscribió, RAP desactualizados, notas desaparecidas, secciones llenas, imposibilidad de cambios, adiciones para algunos solamente…  nada nuevo. El coge culo como siempre y la gente de control de estudios, bien gracias.

Y en medio de todo ese caos me encuentro entrando a lo desconocido.

Tengo que confesar que siento un pelo de ansiedad.

Si han leído mi blog saben que llegué a esta carrera porque la vida me arrastró hasta aquí. Desde que comenzó este semestre hay algunas preguntas (bien bastardas, por cierto) que han comenzado a cobrar fuerza: ¿será que sí sirvo pa esta vaina? ¿Será que de pana me va a gustar la ingeniería civil? ¿Voy a seguir pasando roncha al igual que en el básico?

Estado de la paranoia: activado.

Lo complicado de esas preguntas es que no tengo la respuesta (al menos por los momentos) y es ahí donde comienza la paranoia.

En esta universidad de ¡%$¿!&” uno no tiene la oportunidad de conocer la carrera en los primeros semestres porque primero hay que echarse coñazos y patadas voladoras con el básico, y en eso se le va a uno todo el puto tiempo. Nunca he estado de acuerdo con el básico tan largo que hay en esta facultad pero lamentablemente eso es algo que no va a cambiar nunca. Lo único que he aprendido hasta ahora es derivar, resolver límites, hacer el estudio analítico y gráfico de una función. Aprendí sobre los tiempos de la revolución industrial. Sé integrar indefinida y definidamente. Sé cómo darle cuatro vueltas a la pista olímpica que hay en el domo. Puedo estudiar el dominio de una función con más de una variable, al igual que su diferenciabilidad. Aprendí a pivotear en algebra lineal. También a calcular la matriz jacobiana de una función compuesta, implícita o inversa. Además sé resolver ecuaciones diferenciales analizando primero cuál método es el más conveniente. Hago cálculos de equilibrio químico y iónico. Sé resolver problemas de listas determinadas e indeterminadas (también les llaman desconocidas o desconocidas). Aparte de eso puedo calcular la resistencia o capacitancia equivalente de un circuito, así como también puedo calcular el verdadero tamaño de una recta por el método de giro o el verdadero tamaño de un plano utilizando un cambio de plano… y si sigo escribiendo todas las vainas que aprendí en el básico me voy a quedar dormido en el teclado.

Y ustedes se preguntarán: ¿ajá y qué mierda tiene que ver todo eso con la ingeniería civil? Y yo les respondo facilito: absolutamente un coño de la madre.

¿Será que de pana me va a gustar la ingeniería civil?

Ahorita que lo pienso mejor esa respuesta la conozco: me guste o no me guste, no hay escapatoria. Después de todas las vainas que he tenido que pasar para llegar hasta aquí sería bien estúpido si pienso en tirar la toalla.

Ese tren ya se fue hace mucho tiempo.

Claro, sería burda de triste tener que estudiar esta carrera sin tenerle ni una pizca de cariño y es ahí donde entra en juego la ansiedad, pero sinceramente creo que voy a aprender a quererla. A pesar de todo, la !¿·$/(“% carrera me parece interesante. Solo me falta conocerla a fondo.

Las encargadas de introducirme en el mundo de la ingeniería civil este semestre son las siguientes: Resistencia de Materiales, Mecánica de los Fluidos I, Materiales y Ensayos, Introducción al Servicio Comunitario (bueno esta materia es ladillosa y de relleno como ella sola y no tiene que ver un coño con ingeniería) y Topografía. Este semestre se viene con todo señores.

Y aquí es donde comienza el verdadero camino que tengo que seguir para convertirme en ingeniero civil. No sé con certeza lo que el futuro me depara, pero estoy listo para descubrirlo.

Anuncios

Acerca de Civilizado

Estudiante de Ingeniería Civil con varios ases bajo la manga...
Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Entrando a lo desconocido

  1. Alita Pinketa dijo:

    SIGUE ECHÁNDOLE BOLAS! Todos nos hacemos esas mismas preguntas, incluso yo agregaría “Si el tiempo retrocediera hasta el punto de volver a decidir qué quiero a estudiar, estudiaría ingeniería civil otra vez?” yo a veces decía que Sí y otra que No, depende de cuán duro me patearon ese semestre. Al final, nunca sabes si sirves para esta vaina, pero si sabrás que puedes esforzarte al máximo para dar lo mejor de ti. Tampoco sabes si te va a gustar, pero si sabrás que es dejar el corazón en lo que haces, será una relación bipolar de amor-odio. Y debo confesarte que Sí, seguirás pasando roncha, no sólo en el básico, sino a lo largo de tu profesión pero siempre terminas agarrándole cariño a tus proyectos y entiendes que todas las molestias son como dicen “gajes del oficio”. ESTOY MUY ORGULLOSA DE TI! YO DESDE LEJITOS HE SEGUIDO TUS TROPIEZOS EN LA CARRERA PERO LO HACES MUY BIEN, AHORA QUEDA LA MEJOR PARTE, QUE TERMINA EN EL MEJOR DÍA DE LA VIDA DE MUCHOS: CUANDO TE ENTREGAN TU TÍTULO. Te Quiero Mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s